El blog de la Electroestimulación

Beneficios de la Electroestimulación en el Tratamiento de la Fibromialgia

Qué es la fibromialgia

La fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado, acompañado por fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo. Los investigadores creen que la fibromialgia amplifica las sensaciones de dolor porque afecta el modo en que el cerebro y la médula espinal procesan las señales de dolor y de no dolor.

Los síntomas de la fibromialgia a menudo comienzan después de un evento, como un traumatismo físico, cirugía, infección o estrés psicológico significativo. En otros casos, los síntomas se acumulan progresivamente con el tiempo, sin que exista un evento desencadenante.

Las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar fibromialgia. Muchas personas con fibromialgia también tienen dolores de cabeza tensionales, trastornos de la articulación temporomandibular, síndrome de colon irritable, ansiedad y depresión.

Cómo puede ayudar la electroestimulación a la fibromialgia

La electroestimulación es una técnica que tiene como objetivo estimular los músculos utilizando una corriente eléctrica para lograr un resultado concreto. La Electroestimulación Muscular (EMS) consiste en enviar pequeños impulsos eléctricos de baja tensión a un músculo a través de los electrodos colocados en la piel, para hacer que el músculo se contraiga. Esta contracción muscular puede tener dos propósitos muy diferentes: en primer lugar, aliviar la inflamación y, en segundo lugar, fortalecer el músculo sin afectar al sistema nervioso, lo que evita el dolor y la fatiga.

Además, permiten la neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS) para modificar la forma en que las neuronas envían las señales y evitar que las señales de dolor lleguen al cerebro.

Estos equipos funcionan de 3 maneras:

  • Bloquean la transmisión de señales de dolor al cerebro.
  • Estimulan la producción de endorfinas (que son analgésicos naturales).
  • Mejoran la circulación sanguínea.

Además, el músculo se contrae y relaja repetidas veces, lo que ayuda a mejorar la circulación sanguínea, que a su vez sirve para:

  • Relajar el músculo.
  • Minimizar la inflamación.
  • Prevenir la atrofia muscular.
  • Acelerar la curación muscular.
  • Estimular el crecimiento muscular.

Método utilizado en el centro Fit Garage

En el centro Fit Garage utilizan varios métodos en función de la agudeza del brote en la que se encuentra el paciente:

  • En un primer chequeo, evalúan la intensidad del dolor y los puntos afectados, además de la movilidad del paciente
  • Se determina tipo de tratamiento, pudiendo ser pasivo en su fase más aguda, o dinámico en fases más suaves. 
  • Según la evolución del paciente, combinan los métodos hasta conseguir recuperar la total movilidad y reducir los puntos dolorosos.

Una vez estabilizado el paciente, proceden al programa de mantenimiento. Aquí se centran en fortalecer toda la musculatura y elevar los niveles de endorfinas que neutralizan las señales de dolor al cerebro.

Dónde tratar la fibromialgia con la electroestimulación

Si te han diagnosticado fibromialgia, o conoces a alguien de tu entorno que pueda beneficiarse de este tipo de tratamiento, te recomendamos que te pongas en contacto con: 

Carolina Cayuela Canovas

658963959

info@fitgaragestudio.com

www.fitgaragestudio.es

Puedes entrenar con este método en nuestro centro Fit Garage de Mataró (Barcelona). 

Síntomas de la fibromialgia

Los síntomas principales de la fibromialgia incluyen:

  • Dolor generalizado. El dolor asociado con la fibromialgia muchas veces se describe como un dolor leve, molesto y constante, que dura al menos tres meses. Para que se considere generalizado, debes sentir dolor en ambos lados del cuerpo, y por encima y por debajo de la cintura.
  • Fatiga. Las personas que padecen fibromialgia con frecuencia se despiertan cansadas, aunque a la vez manifiestan que duermen mucho. Con frecuencia, el sueño se interrumpe por el dolor, y muchos pacientes con fibromialgia tienen otros trastornos del sueño, como síndrome de las piernas inquietas y apnea del sueño.
  • Dificultades cognitivas. Un síntoma comúnmente llamado «fibroniebla» dificulta la capacidad de enfoque, atención y concentración mental.

La fibromialgia a menudo coexiste con otras afecciones, como las siguientes:

  • Síndrome de colon irritable.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Migraña y otros tipos de dolores de cabeza.
  • Cistitis intersticial o síndrome de vejiga dolorosa.
  • Trastornos de la articulación temporomandibular.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Síndrome de taquicardia postural.

Causas que pueden provocar fibromialgia

Muchos investigadores creen que la estimulación nerviosa repetida provoca cambios en el cerebro y en la médula espinal de las personas que padecen fibromialgia. Este cambio está relacionado con un aumento anormal de los niveles de ciertas sustancias químicas en el cerebro que transmiten señales de dolor.

Además, los receptores de dolor del cerebro desarrollan una especie de memoria del dolor y se hacen más sensibles, lo que significa que pueden reaccionar de manera desproporcionada ante las señales de dolor y de no dolor.

Hay muchos factores posibles que llevan a estos cambios, entre ellos:

Genética

Debido a que la fibromialgia suele ser hereditaria, podría haber ciertas mutaciones genéticas que probablemente te hagan más vulnerable a desarrollar este trastorno.

Infecciones

Algunas enfermedades parecen desencadenar o agravar la fibromialgia.

Sucesos físicos o emocionales

La fibromialgia puede desencadenarse por un suceso físico, como un accidente automovilístico. El estrés psicológico prolongado también puede desencadenar esta enfermedad.

Factores de riesgo y complicaciones de la fibromialgia

Los factores de riesgo de la fibromialgia son los siguientes:

  • El sexo. La fibromialgia se diagnostica con más frecuencia en las mujeres que en los hombres.
  • Antecedentes familiares. Es más probable que sufras de fibromialgia si uno de tus padres o hermanos también tiene la afección.
  • Otros trastornos. Si tienes osteoartritis, artritis reumatoide o lupus, es más probable que tengas fibromialgia.

El dolor, la fatiga y la mala calidad del sueño asociados con la fibromialgia pueden afectar tu capacidad para desenvolverte en tu casa o en el trabajo. La frustración de lidiar con una enfermedad que muchas veces se malinterpreta también puede causar depresión y ansiedad relacionada con la salud.

Conclusión sobre la fibromialgia

Cada vez hay más estudios y evidencias de la eficacia de la EMS para patologías como la fibromialgia y la fatiga crónica. Si tenemos en cuenta que la electroestimulación es totalmente efectiva e inofensiva y con muy pocas contraindicaciones, estamos convencidos de que es la mejor herramienta para combatir la fibromialgia y otras enfermedades. ¡Así que os animamos a probarlo en Fit Garage!

Subscribe

Newsletter

Get Latest Updates