El blog de la Electroestimulación

La electroestimulación muscular como aliado para tonificar el cuerpo

¿Qué es la EMS?

EMS significa «Electroestimulación Muscular«, y es una técnica de entrenamiento o tratamiento en la que se utiliza una corriente eléctrica de diferentes frecuencia para estimular las fibras musculares y producir contracciones musculares involuntarias para tonificar el cuerpo.

La corriente eléctrica se aplica a través de electrodos colocados en la piel, cerca del músculo que se desea estimular. Estos electrodos envían señales eléctricas al músculo, lo que provoca contracciones musculares que son similares a las que se producen de manera voluntaria con los movimientos. La EMS se puede utilizar como complemento al entrenamiento tradicional o como una forma de rehabilitación muscular.

La electroestimulación muscular se utiliza para mejorar la fuerza y la resistencia muscular, así como para reducir la fatiga muscular y mejorar la recuperación. También se puede utilizar para mejorar la circulación sanguínea y la flexibilidad. La EMS es una técnica popular en el mundo del fitness y del deporte, y se puede utilizar para tonificar y definir los músculos, así como para mejorar el rendimiento deportivo

¿En qué consiste un sistema de electroestimulación?

El sistema de electroestimulación como el de Wiemspro, es un sistema avanzado de electroestimulación muscular que se utiliza para entrenamiento deportivo, rehabilitación física y estética corporal. Este sistema está compuesto por este equipamiento:

Los trajes de electroestimulación es uno de los elementos principales de este sistema. Estos trajes priman siempre la comodidad y seguridad de los usuarios, estos trajes se caracterizan por ser totalmente adaptativo a la morfología de cada tipo de personas. 

En este tipo de sistema podemos encontrar dos tipos de trajes, los que se caracterizan por ser de  uso compartido o de uso personal.

El traje de electroestimulación de uso compartido está compuesto por un pantalón y un chaleco, que se junta por la cintura. Se usa para ser utilizado por varios usuarios, previa limpieza y desinfección por parte del profesional del entrenamiento. 

En cambio el traje de electroestimulación personal, es más estilo maillot de ciclista para ofrecer máxima eficiencia, sin renunciar a la comida y a los resultados. Está tejido con lo último en tecnología flex para permitir a los usuarios la máxima libertad de movimiento en cada tipo de entrenamiento. 

Uno de los componentes clave del sistema son los electrodos que están  incorporados a los trajes de electroestimulación. Estos electrodos están ubicados estratégicamente en diferentes zonas del cuerpo para estimular los músculos de manera selectiva y efectiva.

Estos componentes del sistema son los encargados de aprovechar la corriente eléctrica para provocar los impulsos capaces de contraer los músculos del cuerpo. Son la parte fundamental en la aplicación de la tecnología. Hay que tener especial atención con que los electrodos estén colocados correctamente para garantizar los resultados. 

El encargado en mandar la información a los electrodos es el dispositivo de electroestimulación. Los dispositivos están diseñados para ofrecer a los usuarios la máxima libertad de movimiento, y permite la personalización del tratamiento o el entrenamiento para adaptarlo a cada objetivo.

Y por último, la aplicación o software de entrenamiento o tratamiento. Aquí es donde reside el control absoluto de los parámetros de la onda eléctrica. Además, en este software se almacena toda la información relativa con los usuarios y los entrenamientos que realizan. 

Esta aplicación está diseñada para tener un inicio rápido sin tener que calibrar las intensidad de la onda eléctrica antes o durante las sesiones o entrenamientos, ya que es posible guardar los cambios con el progreso que se realiza en cada sesión

Diferentes usos de la electroestimulación

La electroestimulación tiene múltiples usos y beneficios en el ámbito clínico, deportivo y estético, y se utiliza para mejorar la salud, el rendimiento y la apariencia física. Es importante destacar que, en todos los casos, la electroestimulación debe ser aplicada por un profesional capacitado en caso de que existan condiciones médicas preexistentes.

Uso clínico

La electroestimulación se utiliza en el campo de la medicina para tratar diversos problemas de salud, como la atrofia muscular, la recuperación después de una lesión, el dolor crónico y la incontinencia urinaria. La EMS también se utiliza para mejorar la circulación sanguínea y el drenaje linfático, así como para reducir la inflamación y el edema.

Uso deportivo

La electroestimulación se utiliza en el mundo del deporte para mejorar el rendimiento y acelerar la recuperación después del entrenamiento. La EMS ayuda a fortalecer y tonificar los músculos, mejorar la resistencia y reducir el tiempo de recuperación después del esfuerzo físico. También se utiliza para prevenir lesiones y mejorar la coordinación muscular.

Uso estético

La electroestimulación se utiliza en el ámbito estético para tonificar y definir los músculos, así como para reducir la celulitis y la grasa localizada. La EMS también se utiliza para mejorar la circulación sanguínea y el drenaje linfático, lo que contribuye a reducir la retención de líquidos y mejorar la apariencia de la piel. Además, la electroestimulación se utiliza para reducir la aparicion de varices y mejorar la flexibilidad y elasticidad de la piel.


tonifica con los entrenamientos de electroestimualcion

Tonificar y perder peso a la vez

La electroestimulación puede ser una herramienta efectiva para tonificar los músculos y reducir el porcentaje de grasa corporal al mismo tiempo. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la electroestimulación no es una solución mágica para perder peso y tonificar el cuerpo. Para lograr resultados óptimos, es necesario combinar la electroestimulación con una dieta equilibrada y un programa de entrenamiento adecuado.

La electroestimulación se puede utilizar para tonificar y fortalecer los músculos, lo que puede mejorar la apariencia física y aumentar el metabolismo basal del cuerpo. A medida que los músculos se tonifican y fortalecen, también se queman más calorías durante el ejercicio físico y en reposo, lo que puede contribuir a la pérdida de peso.

Sin embargo, para lograr una pérdida de peso significativa y sostenible, es necesario seguir un plan de alimentación saludable y realizar ejercicio cardiovascular regularmente. La electroestimulación puede ser utilizada como un complemento a estas prácticas, pero no debe ser vista como una solución única.

En resumen, la electroestimulación puede ser una herramienta útil para tonificar y fortalecer los músculos mientras se reduce el porcentaje de grasa corporal, pero no es una solución mágica para perder peso y mejorar la apariencia física. Es importante combinar la electroestimulación con una dieta saludable y ejercicio cardiovascular para lograr resultados óptimos.

10 Beneficios de la electroestimulación

La electroestimulación lleva muchos años en diferentes ámbitos de la salud, como puede ser la fisioterapia o en el deporte de élite, ofreciendo infinidad de beneficios como pueden ser:

  1. Fortalecimiento muscular: La electroestimulación puede ayudar a fortalecer los músculos y aumentar la resistencia muscular, lo que puede mejorar la capacidad para realizar actividades físicas y reducir la fatiga muscular.
  2. Tonificación muscular: La electroestimulación puede ayudar a tonificar los músculos y mejorar la apariencia física, especialmente en áreas como los glúteos, los abdominales y los brazos.
  3. Reducción de la celulitis: La electroestimulación puede ayudar a reducir la apariencia de la celulitis y la grasa localizada, mejorando la circulación sanguínea y el drenaje linfático.
  4. Mejora de la circulación sanguínea: La electroestimulación puede mejorar la circulación sanguínea, lo que puede ayudar a reducir la retención de líquidos y mejorar la oxigenación de los tejidos.
  5. Aceleración de la recuperación: La electroestimulación puede acelerar la recuperación después del ejercicio físico, reduciendo el dolor muscular y mejorando la reparación de los tejidos dañados.
  6. Prevención de lesiones: La electroestimulación puede ayudar a prevenir lesiones musculares, mejorando la coordinación muscular y fortaleciendo los músculos de soporte.
  7. Reducción del estrés: La electroestimulación puede ayudar a reducir el estrés y la tensión muscular, mejorando la relajación y la sensación de bienestar.
  8. Aliviar dolor crónico: la EMS es utilizada como terapia para pacientes que tengan dolores crónicos como la fibromialgia, la artritis entre otros. Ya que consigue reducir el dolor y la inflamación mejorando su movilidad. 
  9. Recuperación post parto: Además de ayudar a la pérdida de peso y la tonificación de los músculos después del parto, la EMS también ayuda a fortalecer los músculos del suelo pélvico que han sido tan debilitados en este proceso, pueden tener efectos negativos en músculos como la vejiga. 
  10. Reduce la grasa: esta tecnología se caracteriza por promover un alto nivel de actividad metabólica durante la sesión y muchas horas a posterior de esta. Esto se traduce que a mayor actividad metabólica obtengamos, mejor quemará tu cuerpo la grasa y construir masa muscular magra. Al poder personalizar las intensidades de cada grupo muscular, se tratan las zonas más conflictivas como cadera, muslo o cintura de manera más específica atacando.
Tonifica tu cuerpo con electroestimulación

Conclusión

En resumen, la electroestimulación tiene numerosos beneficios para la salud, el rendimiento deportivo y la apariencia física, y puede ser una herramienta útil para mejorar la calidad de vida y el bienestar en general. Es importante destacar que la electroestimulación debe ser aplicada por un profesional capacitado y bajo supervisión médica en caso de que existan condiciones médicas preexistentes.

Subscribe

Newsletter

Get Latest Updates